Sol Picó

Coreógrafa y bailarina afincada en Barcelona, Sol Picó es conocedora de la danza clásica, española y contemporánea. Tres disciplinas que se pueden sentir en su trabajo coreográfico, aunque enmarcado en la expresión más contemporánea de la danza. Formó su primera compañía Danza Robadura en 1988 pero es con la compañía que lleva su nombre, la Sol Picó Compañía de Danza nacida en 1993, con la que ha desarrollado su personalísimo sello. Un sello que se hace notar tanto en su lenguaje creativo e interpretativo como en el nombre de sus obras. Razona la vaca (1995), E.N.D. (Esto No Danza, 1998), D.V.A (Dudoso Valor Artístico, 1999), Bésame el cáctus (2001), La dona manca o Barbie Superestar (2003), La prima de chita (2006), Las Doñas (2007), Sirena a la plancha (2008), El llac de les mosques (2009), Petra, la mujer araña y el putón de la abeja Maya (2011), Memorias de una pulga (2012), One-hit wonders (2014) o We Women (2015) son algunos ejemplos y montajes de esta creadora.

Estudió en el Movement Research de Nueva York diversas técnicas de danza contemporánea y trabajó como intérprete y coreógrafa, los primeros años de su trayectoria, con compañías y creadores diversos como Robouldanse, Rayo Malayo Danza y la compañía de Arte Total Los Rinos. El cortometraje dirigido por Octavio Masia y ella misma, El 64, cortometraje de danza en un autobús y el vídeo-danza No Paris del realizador Joan Pueyo, en el que aparece como bailarina y coreógrafa, entre otros completan una carrera en la que no faltan los premios. El Premio Nacional de Danza 2016 en la categoría de creación, el Premio Max de las Artes Escénicas al Mejor Espectáculo de Danza, a Mejor Coreografía y a Mejor Intérprete de Danza Femenina por Bésame el Cáctus en 2002 y 2003, por el mejor espectáculo y la mejor coreografía por La dona manca… en 2004, al mejor espectáculo por Sirena a la Plancha, a la mejor coreografía por Paella Mixta en 2005 y a la mejor coreografía por El Llac de les mosques el 2009  así como el Premio Nacional de Danza de la Generalitat de Catalunya en 2004, son algunos de los galardones con los que cuenta Sol Picó.