Sol Picó

“A los seis años inicio mi pasión por la danza en mi querida Alcoy. Obtengo el diploma en danza clásica y española paralelamente pero pronto descubro el mundo de la danza contemporánea en el cual profundizo e investigo entre Barcelona, París y Nueva York, ciudades clave en mi aprendizaje profesional, pero sobre todo personal. A través de la investigación y la mezcla de diferentes géneros y elementos, como el clásico y el flamenco, he desarrollado un flamenco con puntas que, sin pretenderlo, se ha convertido en mi sello personal que algunos llaman “un lenguaje propio”.

Encuentro la inspiración para crear en la vida diaria, todo me causa curiosidad y es posible punto de partida para una primera improvisación: temas como el género, la inmigración, el fracaso, el poder o experiencias humanas como el miedo, el amor y el desamor.

A lo largo de mi carrera he creado más de 30 espectáculos, donde se combina el teatro de sala con grandes producciones de calle en las que incluyo elementos tan urbanos como las excavadoras, fáciles de encontrar en cualquier lugar y que me han permitido recorrer el mundo. Con mi gran equipo de profesionales técnicos y de bailarines he viajado por más de 40 países lo que me ha aportado grandes momentos de felicidad artística y personal. La faceta creativa se nutre también de la pedagógica: los talleres impartidos en lugares como la Universidad Carlos III, la Academia Nacional de Danza de Roma así como Conservatorios Superiores de Danza me han ofrecido importantes experiencias como docente.

Un goteo de premios des de 2002, con 10 premios MAX de las Artes escénicas, premios del público y el premio Nacional de danza de la Generalitat de Catalunya y del Ministerio de Cultura, han significado un gran reconocimiento a mi trabajo y mi dedicación a esta profesión.

Un lujo de vida.”

Sol Picó